Contaminación atmosférica

el mayor riesgo medioambiental para la salud

La contaminación atmosférica no es un problema nuevo. En 1952, la niebla tóxica de Londres provocó la muerte a unas 12 000 personas y, a raíz de este hecho, en 1956 se aprobó la Ley de Aire Limpio (Clean Air Act) en el Reino Unido, que introdujo una serie de medidas para combatir la contaminación atmosférica.

A lo largo de los años, se han ido aprobando leyes similares a nivel mundial, internacional y nacional, y la concienciación sobre las repercusiones sanitarias, medioambientales y económicas derivadas de este problema en el ser humano y en la sociedad va aumentando entre el público general, especialmente en las principales ciudades del mundo.

zoomaufnahme einer innenstadt
La población urbana y los grupos vulnerables, expuestos a un mayor riesgo

Hoy en día, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denunciado que el 80 % 1) de esa población urbana está expuesto a un aire de tan mala calidad que supera los límites actuales de seguridad para la salud. A medida que aumenta la contaminación del aire en las ciudades, sus habitantes tienen que prestar más atención a la calidad y los componentes del aire que respiran.

Este aire contaminado está formado principalmente por altas concentraciones de materia minúscula en forma de partículas (denominada “PM”). Se trata del mayor riesgo medioambiental para la salud que padecemos en la actualidad: cada año causa varios millones de muertes prematuras en todo el mundo 2) y aumenta el riesgo de padecer derrames cerebrales, enfermedades cardiovasculares y afecciones respiratorias como el asma.

Aunque la contaminación atmosférica es perjudicial para todos, la salud de los grupos más vulnerables de la sociedad es la que más se resiente: enfermos, ancianos, niños y residentes en zonas más desfavorecidas. A lo largo de nuestra vida, la exposición a la contaminación atmosférica afecta a nuestra salud en cada una de sus etapas, desde el vientre materno hasta la vejez. El daño puede ser gradual y no hacerse patente hasta muchos años más tarde. Por ejemplo, los niños que viven en zonas muy contaminadas tienen cuatro veces más probabilidades de tener una capacidad pulmonar reducida cuando sean adultos. 3)

Sad little girl looking out the window.
La contaminación atmosférica, un problema caro

Un estudio pionero de la OMS y la OCDE en 2015 valoró económicamente los riesgos de salud causados por la contaminación atmosférica. El coste económico de las cerca de 600 000 muertes prematuras y enfermedades causadas por la contaminación atmosférica en la región europea de la OMS en 2010 se estimó en la impactante cifra de 1,6 billones de dólares estadounidenses. Un importe que equivale casi a una décima parte del producto interior bruto (PIB) de toda la Unión Europea en 2013. Este estudio fue la primera estimación de la carga económica que supone la contaminación del aire en espacios interiores y exteriores en los 53 países de la región. 4)

La OCDE ha publicado en 2016 un informe con una proyección de futuro, “The Economic Consequences of Outdoor Air Pollution” (consecuencias económicas de la contaminación del aire exterior), en el que pronostica que, si no se adoptan las medidas adecuadas, la contaminación del aire en espacios exteriores podría causar por sí sola entre 6 y 9 millones de muertes prematuras al año en 2060 y representar un coste del 1 % del PIB mundial (aproximadamente 2,6 billones de dólares al año), debido a los días de baja laboral y a las facturas médicas.5)

La población toma conciencia

El hecho de que la contaminación atmosférica traspase fronteras hace necesaria la cooperación internacional y que se despierte la conciencia a nivel mundial. Medidas como la supervisión de la contaminación del aire, las zonas de emisiones ultra bajas (ULEZ), las restricciones a los carburantes diésel y las normativas impuestas por gobiernos y organizaciones ayudan a concienciar sobre este tema. Algunas iniciativas populares por parte de diseñadores de moda y artistas en todo el mundo también están contribuyendo a concienciar a la población sobre la calidad del aire.

Stau_4
Abgase